Arts & Shouts

Existe un lugar en el cyber espacio en el que anida Seren, la relojera feroz. A medio camino entre monstruo prosaico, bello cascajo descolorido, sintaxis salpimentada de indómito coraje, aquelarre de fotos y temas y personajes y lugares prendidos fuego en el horizonte... se anima a ser.

Es un ser-ente, o parte de una construcción sintagmática en la que lo arrebatado de ese hipotético espíritu errante y la insolencia desmedida y provocadora hasta la exasperación ha decidido abrir caja y mostrar relojes, pensamientos, lapiceras, caleidoscopios, instalaciones artísticas y viajes; poesía y literatura: todo a su modo y forma

Bienvenidos a un sitio donde el Arte, el Hartazgo y Gemido se llevan a las mil maravillas.

Bienvenidos a Seren Vintage Watch Gallery

domingo, 10 de mayo de 2015

Torre del Palacio de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires - Relojes Monumentales de Buenos Aires, quinta entrega

No puedo separar la Torre del Reloj del edificio. Y el edificio de la Legislatura está indisolublemente ligado al reloj y su torre. Esta maravilla arquitectónica - una de las mas grandes de CABA - fue construida en los ´30 del siglo pasado, y responde, como mucho de lo que se construía en aquellos tiempos en Buenos Aires, a un guisado de estilos: Art Decó, Academicismo Francés, Futurismo, Modernismo..... todos en uno; uno en todos.
La Torre es imponente, y rezuma un definido aire Beffroi ( las construidas en Flandes ). Tiene 97 metros de alto, coronada con una cúpula de bronce con un pequeño pararrayos donde se sitúa un carrillón de tipo Westmister de 5 campanas ( La Argentina, La Santa María, La Niña, La Pinta y la Porteña ). El reloj mecánico de la afamada y prestigiosa empresa Weule tiene 4 cuadrantes de 4.50 metros de diámetro cada uno.
Pero además hay otro carrillón, inaugurado en 1932 y también provisto por Weule, de treinta campanas con un peso total de 28 toneladas. Las campanas están fijas a la estructura del carrillón y solo se mueven los badajos - parte interior y móvil de las campanas -. Debo mencionar que un dispositivo digital coordina los ¡¡¡¡ 80 relojes !!!! que tiene el edificio. Sí, como lo leen: 80 relojes coordinados y en hora.....

Pero vuelvo a la Torre y su reloj. Originariamente pensado para ser " embutido " en la torre del reloj, este increíble carrillón alemán yace en la terraza de la Legislatura y es sostenido por una estructura metálica de 18 toneladas. Un poco por capricho del arquitecto Ayerza, el constructor y alma mater del edificio; y otro poco por desconocimiento, el carrillón ha sufrido abandono, armados y desarmados, implantes y críticas injustificadas. Este conjunto musical de casi 30 toneladas alguna vez fue el más grande del mundo. Y hoy día aún está en la lista de los 10 mas imponentes.
Miren esta maravilla.....





Les debo las fotos del carrillón que está en la terraza. Cuando tenga el permiso para ingresar y hacer fotos, las subo. Buen domingo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario