Arts & Shouts

Existe un lugar en el cyber espacio en el que anida Seren, la relojera feroz. A medio camino entre monstruo prosaico, bello cascajo descolorido, sintaxis salpimentada de indómito coraje, aquelarre de fotos y temas y personajes y lugares prendidos fuego en el horizonte... se anima a ser.

Es un ser-ente, o parte de una construcción sintagmática en la que lo arrebatado de ese hipotético espíritu errante y la insolencia desmedida y provocadora hasta la exasperación ha decidido abrir caja y mostrar relojes, pensamientos, lapiceras, caleidoscopios, instalaciones artísticas y viajes; poesía y literatura: todo a su modo y forma

Bienvenidos a un sitio donde el Arte, el Hartazgo y Gemido se llevan a las mil maravillas.

Bienvenidos a Seren Vintage Watch Gallery

Hamilton Boulton calibre Hamilton 982 ( 1941 )


Es una paradoja que el modelo mas exitoso de todos los tiempos de Hamilton no tenga un movimiento desarrollado por la propia Hamilton mientras fue manufactura en USA. 
Me refiero a la primera edición del Boulton: reloj 100 x 100 Art Decó y con el invencible y aclamado 982 americano en su primer remesa de producción allá por 1941. Boulton, a partir de esa fecha hubo muchos y con diferentes calibres ( el 772 pero ya hecho en suiza, o con cuarzo y hasta automáticos de origen incierto ).
Se preguntarán porqué en el título puse "Hamilton no Hamilton". Pues lo puse porque en los primeros Boulton se usaron los ya mencionados 982 que junto a los 980 formaron parte del paquete de instalaciones, maquinaria, desarrollo y calibres adquirido en 1931 por Hamilton a la manufactura E. Howard Watch Co. con base en Boston.

Hamilton hoy día hay muchos, claro está, y para todos los gustos.
Pero difícilmente alguno de ellos alcance la trascendencia de los Boulton.
El Boulton junto con el Ventura son los dos modelos estandartes de la marca.
Como todo reloj popular los hubo para todos los bolsillos: solo acero y movimiento base; acero y oro 10 K; acero y oro 14 k y movimiento decorado.




Y poema:

Aquí estoy 
límpido cielo que acaricio
cóncava y eterna delicia de flotar
en limbos obesos de armonía.
Grazno el ánima y en mi mano...
unas pocas notas de soslayo.... 

Tomá mate......

No hay comentarios.:

Publicar un comentario